El Celliant es un material que cada vez se está dando más a conocer. Se trata de unas fibras que, en contacto con el cuerpo, consiguen que nos sintamos mejor, que tengamos más energía y que descansemos más. El Celliant puede venir integrado en prendas de vestir o en almohadas y colchones. ¡Descubre de qué manera puede ayudarte el Celliant en tu día a día!

La primera pregunta que se hace la gente es: ¿qué es el Celliant? Como ya hemos dicho, se trata de un material con partículas de varios materiales entre las que se incluyen silicona y óxido de aluminio. Lo que Celliant hace es usar la energía natural que nuestro propio cuerpo emite para transformarla en una nueva fuente de energía que nos aportará muchos beneficios.

Uno de los componentes que se emiten es luz infrarroja, un tipo de luz que ha demostrado su acción en cuanto a la oxigenación celular, la mejora de la circulación y la regulación de la temperatura corporal. Esto es así porque al incrementar la temperatura corporal se mejora la circulación de la sangre, y no sólo veremos reducido el dolor del cuerpo sino que además descansaremos mejor.

El sueño se vuelve más reparador si usamos un colchón o una almohada hecha de Celliant. Al aumentar el calor corporal ayudamos a que las tareas de mantenimiento del mismo también incrementen. A mayor oxigenación del cuerpo, mejor descanso y menos dolor.

Además, las fibras de Celliant están diseñadas para liberar el calor del colchón y del cojín, con lo que siempre los sentiremos frescos y sin humedad. Por otra parte, podemos lavarlo como cualquier prenda de ropa sin preocuparnos porque es un material que no se desgasta con los lavados. ¡No se deteriora!

Para aquellos que no descansen bien por la noche, la Almohada Pillow Celliant de Star Nordic es una buena recomendación. Combina el exclusivo viscoelástico en 3D y el Celliant que nos proporciona una sensación de gravedad cero, es decir, como si nuestra cabeza flotara en la almohada. Este cojín eleva la cabeza ligeramente haciendo que respiremos mejor por la nariz y reduciendo los ronquidos y las posibilidades de reflujo esofágico. Además, como no acumula el calor en los tejidos no nos levantaremos sudados. ¡Una maravilla!

Son muchos los estudios que avalan los resultados y beneficios de Celliant, como los elaborados por la Universidad de California, la de Irvine y la de Texas, además de la Universidad de Calgary. Por tanto, podemos afirmar que gracias al tejido Celliant las personas que lo usen podrán ver incrementados los niveles de oxigenación del cuerpo con lo que tendrán mejor sensación de bienestar y un mayor descanso nocturno.