Uno de los rituales de toda mujer es el cuidado de sus cejas. Algunas chicas nacen con unas bonitas formas que no deben ser modificadas, mientras que otras las tienen demasiado pobladas o desiguales, con lo que les hará falta echar mano de la depilación. Es importante saber elegir bien la forma que le damos a nuestras cejas en función del tipo de rostro que tenemos ya que, aunque sean una parte que a priori pasa desapercibida, tiene una gran importancia en el aspecto final de nuestra rostro.

El cuidado de las cejas, como todo en esta vida, varía en función de la moda. Si en los años 20 se llevaban unas cejas extremadamente depiladas, casi inexistentes, como las que lucían artistas como Edith Piaf, en los 80 triunfaban aquellas bien pobladas como las que Madonna llevaba en sus inicios. En la actualidad, y después de una década de los 2000 con las cejas finas como tendencia, vuelven a causar furor las cejas gruesas aunque bien peinadas. De hecho, muchas artistas como Rita Ora o Nicki Minaj ya han puesto de moda el uso de productos como lápices o tintes para dar una forma mucho más marcada a las líneas arqueada de encima de nuestros ojos.

Más allá de lo que digan las tendencias, cada persona debe hallar la forma de ceja que mejor le queda según sus facciones. Algunos rostros admiten siluetas más arqueadas mientras que otros destacan más cuando se mantienen planas y finas. ¿Qué es lo que determina qué tipo de ceja nos queda mejor? La forma de nuestra cara.

Las chicas de cara redonda, por ejemplo, deben optar por las cejas arqueadas con un ángulo elevado con la finalidad de conseguir que su rostro quede alargado ópticamente. No obstante, ese ángulo no debe excederse sino que debe marcar una V invertida con el vértice a la altura del centro de la ceja. Las líneas redondeadas o las cejas muy planas no sientan nada bien a las personas de cara redondida.

Si hablamos de mujeres con rostro cuadrado, nos referimos a aquellas que tienen la mandíbula muy marcada, algo que algunos consideran un rasgo masculino. Por tanto, la intención será suavizar ese punto de la cara con el dibujo de unas cejas con un ángulo bien marcado. ¿Por qué? Porque de esta forma conseguiremos desviar la mirada de la parte baja de la cara y centrar la atención en los ojos de la chica.

Las caras alargadas pueden verse muy favorecidas con las cejas planas o rectas. De esta forma, se consigue crear un efecto de mayor equilibrio y disimular la longitud del mismo. ¿Qué tipo de formas debemos evitar? Los arcos muy elevados y las cejas redondeadas, porque lo que hacemos es remarcar aún más la cara alargada.

Si eres de las que goza de un rostro en forma de corazón, es decir, con una barbilla en punta y la zona de los pómulos amplia, tus cejas deberán tener una ligera forma redondeada. Con este tipo de depilación, conseguirás suavizas los rasgos y huir de la acentuación de las facciones que unas cejas muy planas te darían.

Por último, las personas con la cara ovalada deben optar por un tipo de ceja en forma de arco o ligeramente redondeada. Sus rasgos quedarán resaltados y lucirán bien bonitos.

Para una depilación duradera y sin dolor recomendamos Nina Silk, ya que elimina el vello de forma instantánea, sin reacciones alérgicas ni irritaciones, a la vez que exfolia tu piel. Se puede aplicar sobre cualquier superficie: piernas, antebrazos, labio superior, barbilla e, incluso, sobre  línea del bikini o cejas con sus varillas para zonas más reducidas.

Ahora en Publipunto conseguirás puntos descuentos para canjear en futuras compras. ¡Infórmate en el Club Publipunto! Te esperan los mejores precios y ofertas en belleza, hogar, salud,motor, regalos, etc con gastos de envío gratis para pedidos superiores a 100€.

También te puede interesar: