Mantenernos en el peso ideal es una de las preocupaciones que muchos de nosotros tenemos, ya sea porque tenemos tendencia a engordar o porque queremos lucir unos cuerpos de escándalo en la playa o en la piscina. Las dietas que se sigan para lograrlo han de ser saludables y equilibradas, aunque el ejercicio también es indispensable para esculpir un cuerpo 10. De todas maneras, muchas veces no medimos bien los esfuerzos y acabamos por perder demasiados kilos, algo insalubre para nuestro cuerpo. ¿Cómo se calcula el peso ideal? Apunta, porque hay diversas formas de saber si te sobran o te faltan kilos.

Antes de aplicar las fórmulas para ello, es necesario saber cuánto pesamos. ¿Sabes pesarte bien? Es importante que siempre lo hagamos a la misma hora, recomendablemente por la mañana y en ayunas para que los resultados sean más fiables. También hay que intentar que siempre sea en la misma balanza, y si es en casa, mucho mejor. Las de las farmacias se descompensan con mayor facilidad y pueden añadirnos o quitarnos kilos sin que nos demos cuenta. En caso de no tener más remedio que hacerlo fuera de casa, hay que intentar llevar la menor ropa posible. Fuera abrigos, jerseys y hasta los zapatos.

También hay que tener en cuenta que no debemos pesarnos después de hacer ejercicio porque los datos que obtendremos serán irreales. Al haber perdido líquido, la cifra del peso final será inferior a la verdadera. Tampoco hay que obsesionarse y pesarse cada día. Con una vez por semana hay suficiente. Y las mujeres deberán prestar atención al ciclo menstrual, ya que cuando se tiene la regla se pueden pesar hasta 1,5 kilos más.

La primera de las maneras de calcular nuestro peso ideal es la de multiplicar lo que medimos por 0,75 y al resultado sumarle 50. El total será una idea aproximada de los quilos que deberíamos pesar, aunque este sistema no valora la complexión de cada persona ni el sexo, dos parámetros importantes en esta cuestión. No obstante,  la siguiente tabla puede darnos idea de ello.

tabla-pesos

La segunda fórmula es un poco más complicada. Hay que tomar como base los centímetros que medimos y restarles 152,4. Ese resultado hay que dividirlo entre 2,54, multiplicarlo por 2,27 y sumarle 45,4. En el caso de los hombres, en vez de sumar al final 45,4 habrá que añadir 48,124. El resultado final será nuestro peso ideal.

Por último, si nos interesa saber cuál es nuestra complexión, existe un sencillo truco que toma como base la muñeca. Al rodearla con el dedo índice y pulgar puede que los dedos se toquen. Eso querrá decir que somos de complexión media. Si un dedo se superpone al otro, seremos de complexión pequeña, y si los dedos ni se rozan, perteneceremos al grupo de personas grandes.

Descubre en Publipunto  artículos que mejoran tu salud y bienestar además de conseguir puntos descuentos para canjear en futuras compras. ¡Infórmate en el Club Publipunto! Te esperan los mejores precios y ofertas en bellezahogarsaludmotorregalos con gastos de envío gratis para pedidos superiores a 100€.

También te puede interesar: