Hay zonas concretas del cuerpo que, al estar en una parte visible de nuestra anatomía, debemos cuidar más para que no se estropeen y causen una mala impresión. Ir con el pelo sucio, con el cutis apagado o con los dientes sin lavar, son detalles que nos harán tener una imagen negativa de cara a los demás. El cuidado de las manos es algo esencial para dar una buena impresión así como para sentirnos a gusto con nosotros mismos.

Las manos suelen estar al descubierto durante todo el año con lo que reciben en primer plano el impacto de los agentes externos. Lluvia, bajas temperaturas, acción del sol, golpes, quemaduras… las manos se llevan siempre la peor parte. Lo que debemos hacer es ser precavidos y seguir una serie de consejos para que nuestras manos luzcan siempre con el mejor de los aspectos.

Es importante utilizar cremas de protección e hidratación específicas para el tipo de piel de esa zona. El sol es muy dañino porque las estropea y les da un aspecto avejentado, así que optar por una crema con protección solar será la mejor idea. Además, no debemos olvidar que por culpa de los rayos solares pueden aparecernos las antiestéticas manchas, sobre todo si somos personas con la piel clara. Además de protectores solares, las cremas despigmentantes serán un buen recurso. En caso de tener que realizar las tareas del hogar, los guantes siempre son un buen aliado para que las manos no se lastimen con el uso de los productos detergentes.

La hidratación también es un punto a tener muy en cuenta. Hay productos elaborados con ingredientes que sirven para nutrir las manos, y muchos especialistas recomiendan pasarse aceites especiales antes de ir a dormir, como la Crema de Manos con Aceite de Oliva Ozonizado, que garantiza una suavidad y elasticidad de la piel gracias a uno de los oros líquidos más preciados: el aceite de oliva. Otra buena opción es la crema de manos con miel y limón es ideal para combatir los efectos del frío y todas las agresiones externas. Su formulación permite regenerar, nutrir, hidratar y suavizar la piel de las manos con gran facilidad.

Tampoco debemos relegar a un segundo plano las uñas. Éstas deben estar cuidadas, correctamente recortadas y, si nos gusta el efecto, pintadas con esmalte. Unas uñas amarillentas dan sensación de suciedad, así que los tratamientos blanqueadores serán nuestro mejor aliado para recuperar el tono rosado de unas uñas sanas.

Modela tu cuerpo con garantías desde casa a precios irresistibles. Descubre en Publipunto más artículos que mejoran tu salud y bienestar además de conseguir puntos descuentos para canjear en futuras compras. ¡Infórmate en el Club Publipunto! Te esperan los mejores precios y ofertas en bellezahogarsaludmotorregalos con gastos de envío gratispara pedidos superiores a 100€.

También te puede interesar: