Sufrir de dolor de espalda es una de las peores molestias a las que no podemos enfrentar. Las lumbalgias pueden llegar a ser insoportables y precisar incluso de medicación para que el dolor no nos haga sufrir en exceso. Para todas aquellas personas a las que les duela la espalda con frecuencia, aquí tienen ocho consejos que seguro harán que ese sufrimiento sea mucho menor.

Contrariamente a lo que creas, cuando te duela la espalda no debes hacer reposo. Se ha demostrado que el ejercicio físico ayuda a fortalecer los músculos a la vez que facilita la circulación de la sangre hacia las articulaciones y los discos. Por tanto, olvídate del reposo absoluto. No obstante, tampoco se trata de hacer ejercicio de alta intensidad y bruscos, así que lo mejor que puedes hacer en caso de que te duela la espalda es consultar antes con un especialista.

Tampoco debes levantar objetos pesados, algo muy común en muchos trabajos que está invalidando a muchísimas personas. Existe una maquinaria especial para llevar a cabo esas rutinas y lo que nunca debemos hacer es cargar con exceso de peso. Sólo estaremos perjudicando a nuestra espalda y, en consecuencia, a nuestra salud.

La obesidad también es muy mala para los dolores de espalda. Hay que tener en cuenta que esos quilos que nos sobran incrementan la presión en algunas partes del cuerpo, y ahí podrían generarse los temidos dolores de espalda. Con solo la reducción del 10% del peso corporal notaremos de forma significativa cómo se reduce el dolor en la zona lumbar.

Las posiciones que adoptemos a la hora de andar o de estar sentados también tendrán influencia directa en el desarrollo de estas molestias. Ir encorvado es muy perjudicial ya que la presión sobre las articulaciones, los discos y los músculos se incrementa. No sólo conlleva dolores sino también inflamación, con lo que los dolores pueden desencadenar una patología aún peor. Adoptar una buena postura en cualquier de nuestras actividades es la clave para evitar futuras dolencias.

Lo que tampoco debemos hacer es flexionarnos hacia adelante. De esta manera también estaremos incrementando la presión en los discos con lo que las afecciones musculares pueden presentarse. Si tenemos tendencia a adoptar esta postura, lo mejor que podemos hacer es realizar ejercicios para la espalda baja centrados en la flexión hacia atrás.

Muchas personas ignoran que el tabaco es también un enemigo de nuestra espalda. Las sustancias que llevan los cigarrillos reducen el flujo sanguíneo que va hacia la columna vertebral con lo que nuestros discos vertebrales se van degenerando. ¡Ojo al tabaco!

El estrés es otro de esos factores que aparentemente no tienen nada que ver con la salud lumbar pero que, sin embargo, guarda relación con ella. Cuando estamos estresados aumenta la tensión en nuestro cuerpo, sobre todo en la zona del cuello, la cabeza y la espalda. Las técnicas de relajación y el ejercicio son dos recursos que nos ayudarán en gran medida.

Cuando los dolores de espalda aparecen muchas personas optan por medicarse y así disfrazar las dolencias, pero el problema sigue en nosotros. Un buen recurso que tenemos al alcance de nuestra mano es el de hacernos con un cojín específico para la espalda que nos ayude a mantener una postura correcta cuando estemos sentados, ya sea en la oficina, en casa o en el coche. El Cojín Respaldín corrige la mala postura y proporciona el apoyo correcto a la base de nuestra columna. Además, su exclusivo sistema de 3D Air System ayuda a reducir la tensión en músculos y articulaciones, proporcionando comodidad y firmeza a nuestra espalda.

Benefíciese en Publipunto de gastos de envío gratis para pedidos superiores a 100 euros y acumule puntos descuentos por sus compras realizadas en el Club Publipuntoinfórmese aquí.

También te puede interesar: