Con la llegada del verano y la subida de las temperaturas intentamos mantener lo más fresco posible nuestros hogares, para ello adoptamos prácticas como: bajar las persianas, encender el aire acondicionado o ventiladores, ventilar durante la noche o madrugada para encontrar mayor bienestar. Ahora te ofrecemos algunas recomendaciones del motor para mejorar el confort del coche durante el verano.

De igual forma que intentamos mejorar la comodidad en casa, buscamos lo mismo en el coche. Cabe mencionar que durante la conducción tenemos que sentirnos cómodos para evitar la sensación de fatiga o distracción que podría desembocar en una falta de atención en nuestros viajes rutinarios como de vacaciones. Por eso, aquí os dejamos una serie de recomendaciones para mantener la temperatura ideal de nuestro coche durante el verano y evitar que parezca un horno cuando vayamos a montarnos.

# Garaje
En primer lugar, si se dispone de garaje, hay que aprovecharlo al máximo. Estos lugares suelen ser lugares frescos o al menos, no tan calurosos como la calle y además suelen estar a la sombra.

Si no hay más opción que dejarlo en la calle lo mejor es buscar una sombra, aunque a veces puede resultar difícil encontrarla. En este caso, lugares parcialmente techados o próximos a edificios nos servirán como refugio de los rayos de sol. Hasta entonces, recuerda que la tierra se gira y el sol se desplazará, por lo que es probable que al cabo de un tiempo nuestro vehículo se encuentre de nuevo al sol… por eso las sombras de los árboles son refugios a los que se suele recurrir aunque recomendables no son, ya que pueden desprender resina y las heces de las aves pueden caer a la carrocería y dañar la pintura.

Si por una u otra opción tenemos que dejar nuestro coche aparcado al sol lo mejor es intentar aislarlo, tanto como sea posible de los rayos del sol.

Cuando volvemos a subir al coche, la temperatura interior puede ser de unos 10 grados más alta que en el exterior. Esto es debido al efecto invernadero que se produce cuando se encuentra completamente cerrado, por lo que si hay 40 grados en el exterior, dentro será de alrededor de 50 rápidamente.

# Parasoles

El uso de parasoles que hacen efecto de espejo reduce gran parte de todo ese calor, por lo que si recuerda colocarlo en el frontal de la ventana e incluso en la parte posterior, notará la diferencia. Muchos vehículos tienen los cristales traseros oscurecidos para conseguir un efecto muy similar a los parasoles.

# Aire acondicionado

Si la temperatura interior del vehículo sigue siendo elevada en el momento de montarnos en él, es aconsejable bajar las ventanillas y abrir las puertas para dejar salir la masa de aire caliente del interior. Cuanto más tiempo tengamos el vehículo abierto más cantidad de aire caliente desprenderemos, pero para acelerar el proceso, arranca el motor y pon en marcha el aire acondicionado. Al tiempo que las ventanillas permanecen abiertas unos 5 cm. Aumenta la potencia en la zona de los pies y en modo “aire exterior” (no recirculación). Con esto conseguiremos crear un flujo de aire desde la parte baja que empujará el aire caliente hacia afuera por la rendija que hemos dejado en las ventanillas.

Conseguir crear corrientes de aire para expulsar el aire caliente del interior reducirá la temperatura unos pocos grados en pocos minutos.

Cuando veamos que la temperatura interior es inferior a la exterior podemos cerrar las ventanillas y cambiar el modo de aire a “recirculación”. De esta forma el aire acondicionado de nuestro coche tomará el aire interior del coche que estará más fresco que el exterior y por tanto expulsará aire más frío también, consiguiendo enfriar el vehículo rápidamente.

Una vez que la temperatura exterior sea soportable podemos cambiar el modo a “aire exterior” para respirar más O2 que CO2 y por las rejillas superiores.

Recordamos también que es apropiado reemplazar el filtro de aire de la cabina cada verano, que también se conoce como “antipolen” para mejorar la calidad de enfriamiento de la cabina y el aire.

Para aquellas personas a las que le moleste la salida de aire acondicionado del coche por las rejillas puede probar la salida de aire por la rejilla del parabrisas (opción de desempañar), aunque en situaciones de calor extremo este sistema puede ser insuficiente.
# Momento de conducir

Por otro lado, si se puede evitar conducir durante el amanecer y el atardecer, mejor, ya que será cuando más nos deslumbrará el sol con el peligro que ello conlleva si no dispone de un parasol durante la conducción. Normalmente durante la mañana es el momento más fresco del día, por lo que si puedes, organiza la mayor parte del viaje antes de que el calor se vuelva insoportable.

 

# Bebidas frías

Disponer de bebidas frías es muy útil para extinguir la sed, para conseguirlo, podemos hacer uso de neveras portátiles para coche. Puedes verlas pulsando aquí.
# No llenes todo el depósito

El combustible se mantiene entre los 6 y los diez grados en el surtidor. Al entrar en contacto con las altas temperaturas, se expande, aumenta de volumen y puede desbordar el depósito.

Y entre otras tareas a tener en cuenta antes de viajar en vacaciones,  recuerda revisar el estado de tu vehículo con estos consejos. Pulsa aquí para verlos.

También te puede interesar: