Es el momento más esperado durante el año: las vacaciones de verano. Todos soñamos con ellas y hasta contamos los días para hacer la maleta y marcharnos de descanso. Pero hay que tener cuidado y vigilar determinados aspectos que pueden hacer que nuestro anhelado retiro se convierta en un mal rato.

La primera de las recomendaciones, dado que muchas personas se desplazan en vehículo a lo largo y ancho de las carreteras españolas, es realizar una puesta a punto del coche. Si en medio del trayecto ocurre algún incidente, debemos saber que el seguro obligatorio cubre la responsabilidad civil del conductor frente a terceros. ¿Qué quiere decir eso? Que los daños sufridos por el conductor o del propio coche no están cubiertos pero sí los del resto de ocupantes.

Por lo que se refiere al seguro de todo riesgo, éste incluye la cobertura de todos los daños materiales que se produzcan. Los servicios que se ofrezcan varían en función de la compañía y, en caso de avería en plena carretera, el seguro enviará una grúa a recoger el coche y pondrá en disposición de los viajeros un medio de transporte alternativo.

Si la opción es viajar en avión, hay pequeños imprevistos que pueden acabar por fastidiarnos nuestro desplazamiento. Si tenemos la mala suerte de padecer un caso de overbooking que no se resuelve de la forma debida, debemos saber que se puede reclamar tanto a la compañía aérea como a la agencia de viajes. Las hojas de reclamaciones las dispensa AENA. En caso de que el vuelo se cancele, tenemos derecho a un reembolso del  billete en un plazo de siete días o a un vuelo de vuelta. Las indemnizaciones económicas variarán en función de los kilómetros de nuestro vuelo.

¿Qué hacer si somos víctimas de un robo o perdemos la cartera? Antes de nada debemos ser precavidos y llevar copia de toda la documentación por si se perdieran los originales. Si nos roban debemos notificarlo de inmediato a la policía y al banco para que den de baja las tarjetas.

También puede pasar que enfermemos estando en el extranjero. Los seguros de viaje y de la tarjeta suelen ofrecer cobertura aunque también puede contratarse un seguro extra que cubra las vueltas anticipadas o el alojamiento de algún acompañante en caso de hospitalización. Si el viaje es por Europa debemos saber que dentro de la UE se ofrece asistencia sanitaria a los residentes europeos. Llevar encima la tarjeta sanitaria europea nos facilitará la tramitación.

Hay que ser previsor y conocer cuáles son nuestros derechos ante cualquier imprevisto que nos pueda surgir. A veces nuestros planes vacacionales pueden verse truncados pero gracias a estos pequeños consejos podemos salir delante de la mejor manera posible. ¡Las vacaciones están para disfrutarlas!

Ahora en Publipunto conseguirás puntos descuentos para canjear en futuras compras. ¡Infórmate en el Club Publipunto! Te esperan los mejores precios y ofertas en bellezahogarsaludmotorregalos con gastos de envío gratis para pedidos superiores a 100€.

También te puede interesar: