Las tisanas gozan de efectos beneficiosos que se ven reflejados en nuestro organismo. La medicina natural cuenta con muchas de ellas para aliviar distintos dolores y ayudar a mejorar algunas de las carencias en nuestro cuerpo. Una de las razones por las que se consumen algunas de ellos es por el efecto que tienen en las dietas de adelgazamiento. Muchas personas tienen problemas para perder peso ya sea porque retienen líquidos o porque no consiguen quemar bien las calorías. Ingerir algunas de las tisanas que comentaremos a continuación puede ser el complemento perfecto para perder el peso que nos sobra.

Algunas de ellas tienen propiedades saciantes, otras desintoxicantes, quemagrasas o diuréticas. Con cualquiera de estas cualidades, las tisanas nos ayudarán a bajar volumen y a adelgazar más rápido. ¡Y sin gastarnos un dineral en productos dietéticos o alimentos de precio elevado! Combinadas con una dieta sana y un poco de ejercicio, las tisanas naturales resultarán efectivas en cualquier tratamiento de pérdida de peso.

La bardana, por ejemplo, tiene una gran acción depurativa y diurética. Tres tazas diarias antes de las comidas serán suficientes para ver los resultados. El fucus, una de las plantas más conocidas, actúa contra el hipotiroidismo y la obesidad con tres o cuatro tazas al día. La zarzaparrilla destaca por ayudarnos a eliminar líquidos y tan solo nos hará falta ingerir una taza diaria.

Para atacar las grasas depositadas en el organismo, el hisopo es de lo más recomendable. Dos o tres tazas por jornada nos ayudarán a bajar de peso. El agracejo, en cambio, nos ayuda a luchar contra los trastornos de ansiedad, angustia o depresión que tanto nos hacen ir a la nevera en busca de algo de calma. Su acción digestiva con dos o tres tazas al día nos irá fenomenal para rebajar kilos.

Una de las recetas de tisana más efectivas para limpiar el organismo es la que mezcla flores de manzanilla, hojas de hierbabuena, hojas de tomillo y un poco de orégano. Para su preparación es necesario mezclar una cucharada de cada una de las hierbas, colocarlas en un litro de agua, dejarlas hervir y reposar durante diez minutos. Una vez haya pasado el tiempo indicado, se cuela el líquido y se toman de dos a tres tazas diarias.

Gracias a esta receta podremos limpiar nuestro intestino y eliminar las toxinas que nos impiden una pérdida de peso más acelerada. Además, también tiene un efecto de deshinchar el abdomen con lo cual nuestro vientre lucirá más plano. ¿Cómo está indicada esta tisana? Una taza después de las comidas principales nos ayudará a mejorar la digestión y el tránsito intestinal. Se trata de un cóctel de plantas medicinales que nos ayudará a depurar el organismo.