¿Sabías que cada día se atienden en urgencia centenares de casos de accidentes domésticos? Todo aquel que realiza tareas del hogar de forma habitual está expuesto en algún momento a sufrir una caída o un golpe como consecuencia de la labor. Es más, según las estadísticas los lunes por la mañana son los momentos con mayor probabilidad de sufrir un accidente de este tipo, y la cocina y el baño encabezan el ránking de lugares con mayor peligro.

Por suerte, cada vez se diseñan más electrodomésticos que no sólo nos facilitan la labor de limpiar los cristales de la casa sino que además hacen que esta sea mucho menos arriesgada. Los robots inteligentes actúan con suficiente autonomía como para que nosotros no tengamos que realizar apenas esfuerzo y, así, podamos invertir nuestro tiempo en otras actividades más recreativas.

Dentro de los artilugios inteligentes de los que hablamos tenemos que destacar al robot de limpieza de cristales llamado Winboot, un aparato capaz de limpiar los cristales de cualquier superficie acristalada sin necesidad de que lo manejemos nosotros. Lo único que hay que hacer es accionarlo por medio de un botón. En ese momento comenzará a funcionar, limpiando y sacando el polvo de los cristales.

El robot de limpieza de cristales Winboot dispone de una almohadilla frontal que, una vez humedecida, realiza un primer barrido de limpieza. El segundo paso consiste en el barrio de los restos de suciedad por medio de una escobilla de goma. El proceso de limpieza quedará terminado con el secado que llevará a cabo una nueva almohadilla de limpieza.

Este electrodoméstico inteligente limpia tanto los cristales que están en vertical como los que se encuentran en horizontal. Dispone de unas asas que facilitan su sujeción, y gracias a un botón se acciona la adhesión del robot a los cristales que se encuentran en vertical. ¡Todo son facilidades!

El robot de limpieza de cristales Winboot casi no ocupa espacio con lo cual no entorpecerá nuestra circulación por casa. Además, es muy fácil almacenarlo y muy sencillo de manejar. Su autonomía en cuanto al funcionamiento permite que ganemos tiempo a la hora de realizar las tareas del hogar porque, mientras preparamos la comida, por ejemplo, los Winboot limpia los cristales sin necesidad de nuestra supervisión.

Limpiar los cristales de  la casa ahora será mucho más fácil porque ahorraremos tiempo y esfuerzo gracias al robot de limpieza de cristales Winboot. Pero si hay algo de lo que debemos hacernos eco, mucho más importante que la cuestión de ganar tiempo, es la seguridad. Gracias a este electrodoméstico minimizaremos los riesgos a la hora de limpiar los cristales porque ya no tendremos que subirnos a ningún sitio para alcanzar los rincones más elevados de las cristaleras. ¡Gana en tiempo y también en tu seguridad!