Una de las manías más extendidas entre los conductores es la de no respetar la distancia de seguridad. No sólo constituye un peligro para la circulación, ya que en caso de frenazo la colisión está asegurada y podría conllevar un choque en cadena, sino que puede alterar el estado de ánimo de quien maneja el vehículo delantero. Notar como el coche de detrás no nos deja “ni respirar” puede poner frenético y llevarnos a un estado de nervios nada recomendable mientras se circula.

Existe un método que puede ayudar en gran manera a mantener a raya a los conductores “pegajosos”, aunque por ahora es solo un prototipo que aún no tiene fabricante. Se trata del Próximity Activated Stop Lamp (PASL), un aparato que emite una luz rojiza cada vez que la distancia de seguridad se reduce de manera peligrosa. Por tanto, el conductor a quien llevamos detrás queda alertado de que se está acercando demasiado al vehículo que tiene delante.

Muchas veces somos nosotros mismos los que cometemos estas imprudencias porque al relajarnos o al ir distraídos hablando con el resto de ocupantes, olvidamos respetar esos límites que van desde los 25 hasta los 288metros (este último caso el más extremo ya que hablaríamos de velocidades superiores a los 120 km/h en calzadas mojadas). Un avisador lumínico de ese tipo nos ayudaría a no bajar la guardia y a reaccionar para aflojar la velocidad.

La PASL es una invención de Jason Torchinsky y, tal y como explica su creador, es una gran herramienta para ayudar a mantener la distancia de seguridad de la que hablamos como también para advertir de nuestra presencia en circunstancias de niebla o en carreteras con atascos. Este dispositivo implementaría la tercera luz de freno con la función de alertar a los coches de atrás que se están acercando demasiado.

A nivel de instalación técnica no constituiría gran problema puesto que lo único que habría que hacer es reprogramar lo sensores de aparcamiento traseros que ya vienen en muchos coches de fábrica, o añadir la función a las cámaras de visión trasera. Además, sería muy barato instalarlo en los coches y resulta compatible con la función principal de la tercera luz de freno, ya que en función PASL, la luz sería intermitente.

Como comentábamos, esta idea tan solo es un proyecto que por ahora no va a materializarse, pero del cual se espera que pronto empiece a suscitar interés en los fabricantes. Cierto es que la luz PASL no evitará que todos los vehículos con tendencia a acercarse en demasía para adelantar frenen, pero muchos de ellos sí que lo harán y los conductores despistados tendrán un un avisador que actuará de resorte para su atención.

En Publipuntoconseguirás puntos descuentos para canjear en futuras compras. ¡Infórmate en el Club Publipunto! Te esperan los mejores precios y ofertas en bellezahogarsaludmotorregalos con gastos de envío gratis para pedidos superiores a 100€.

También te puede interesar: