Las discusiones sobre si la felicidad existe o no siguen abiertas y, muy posiblemente, así continuarán durante muchos años. Llegar a la conclusión es difícil, pero lo que es más sencillo es detectar qué es lo que nos hace estar felices. Un trabajo satisfactorio, un grupo de buenos amigos, una familia con la que contar siempre… Muchos elementos de nuestro entorno nos pueden dar felicidad pero, ¿qué hay de nosotros? Para ser feliz lo primero es empezar por uno mismo, y reforzar la autoestima es la clave que nos hará sentirnos bien. De las distintas maneras que hay para trabajarla, el deporte es una de ellas. ¿Sabes cuál es la relación entre el deporte y la felicidad?

Practicar ejercicio tiene muchos beneficios para la autoestima. No sólo nos liberamos del estrés mental y logramos poner nuestro cuerpo en forma, sino que además liberamos gran cantidad de las conocidas como hormonas de la felicidad. Al hacer deporte nuestro cerebro segrega endorfinas, las hormonas relacionadas con el placer. Gracias a ellas se incrementa nuestra sensación de bienestar y nuestros niveles de dolor se ven reducidos. Se trata de una sensación equiparable a la de la excitación, el sexo y el enamoramiento.

Por tanto, las personas aficionadas a practicar deporte tienen unos niveles de felicidad superiores  a los de las personas que llevan una vida sedentaria. Tan solo hay que hacer la comparación para darnos cuenta de que, además de saludable para nuestro cuerpo, el ejercicio es saludable para nuestra mente. Una persona que no se mueve tiene mayor tendencia a sentirse triste, una sensación desagradable que intentar combatir con comportamientos excesivos. Un atracón a deshora, por ejemplo, es un comportamiento típico de alguien en esta situación. En resumen, las personas con una vida sedentaria son más propensas a tener altibajos emocionales y, por tanto, a tener una autoestima menos alta que los demás.

En cambio, los individuos que incluyen el deporte en su rutina no sienten la necesidad de llevar a cabo estos comportamientos que no aportan nada a nuestra persona. El deporte nos ayudará a ser más fuertes ante las dificultades que se nos planteen, a tener mejor humor y a encarar la vida con mayor fortaleza. Además, está comprobado que la actividad física incide en el aumento del apetito sexual y reduce la necesidad de comer de forma abusiva.

En esta línea, el deporte aporta vitalidad y energía, algo indispensable para tener buena autoestima.  La motivación que aporta y la liberación de endorfinas serán las responsables de que nos sintamos únicos, implacables y capaces de afrontar lo que sea. No obstante, no sólo el deporte está relacionado con el incremento en la producción de endorfinas. La dieta, por ejemplo, también tiene un papel destacado en este cometido. Una dieta saludable y rica en proteínas nos dará pie a sentirnos fuertes y felices. Por tanto, los parámetros de vida saludable de los que tanto oímos hablar no sólo son la clave para sentirnos más ágiles y lucir un cuerpo estupendo, sino que tienen mucha importancia en la consecución de la felicidad y del amor propio.

Ahora en Publipunto conseguirás puntos descuentos para canjear en futuras compras. ¡Infórmate en el Club Publipunto! Te esperan los mejores precios y ofertas en belleza, hogarsaludmotor, regalos con gastos de envío gratis para pedidos superiores a 100€.

También te puede interesar: