El sector automovilístico tiene un gran peso en la economía española. A pesar de la crisis, las ventas han ido siempre en crecimiento con lo que la salud del negocio se ha podido conservar. Una de las máximas ayudas que ofrece e gobierno en colaboración con los fabricantes de coches es el Plan PIVE, una iniciativa que ya va por su octava edición y que busca fomentar la compra de vehículos nuevos.

El Plan PIVE 8, como se denomina a la campaña de este año, tiene prevista una duración hasta finales de 2015. Tal y como ha anunciado el director de Seat España, Mikel Palomera, el Gobierno no tendrá que habilitar una partida presupuestaria adicional como ha podido ocurrir en años anteriores.

La efectividad del Plan PIVE sigue viento en popa. En esta edición se ha contado con 225 millones de euros como prepuestos para las ayudas a los ciudadanos que quieran renovar su vehículo. ¿De qué manera pueden beneficiarse de ello? Ofreciendo su antiguo vehículo, de diez o más años de antigüedad, para recibir a cambio una cuantía que oscilará entre los 1.500 y los 3.000 euros. Ese dinero servirá para financiar el coche nuevo, de cuyo precio se restará la cantidad obtenida por parte del Gobierno.

El Plan PIVE está funcionando en los dos campos a los que estaba destinado. Por una parte, en el comprador particular y, por el otro, en las flotas de empresas. No obstante, cabe destacar que hay otro sector que poco a poco también está optando a las ayudas de esta iniciativa: las empresas de coches de alquiler. La temporada turística, siendo España uno de los países favoritos para los viajeros, está haciendo que la necesidad de renovar los automóviles que se rentan vaya en aumento.

Lo cierto es que el mercado automovilístico de nuestro país puede estar contento ya que, desde la primera mitad de año, ha acumulado un incremento del 22%.  Las previsiones son buenas y, aunque no se cree que se pueda mantener el mismo ritmo que ahora, si que se estima que el crecimiento continúe y que a final de año se puedan contabilizar más de un millón de nuevas matriculaciones.

No obstante, y a pesar de los buenos resultados que está dando el Plan PIVE 8, su continuidad para el año que viene no está garantizada. Según opina Palomera, en función del partido que esté en el Gobierno, volverá a ponerse en marcha o no. Otro cambio que podría producirse, aunque no hay nada confirmado, es el de la sustitución de las ayudas económicas directas por beneficios fiscales en el impuesto de matriculación.

En Publipunto le ayudamos a conducir de forma segura y cómoda ofreciéndoles descuentos sobre artículos para la conducción y avisándole de las zonas donde están situados los radares cerca. Visítenos y conozca más sobre el avisador de radares Angel Driver F10 y el detector de radares F18. ¡Emprenda equipado su viaje!

También le puede interesar: