Ser conductor y oír la palabra “radar” hace temblar. No en vano, cada vez contamos con más radares distribuidos por nuestras carreteras, pendientes de nuestra velocidad para saltar en el primer instante en que pisemos el acelerador. Su función es la de evitar accidentes y si efectividad se ha visto demostrado con la reducción de accidentes de tráfico. No obstante, no podemos olvidar que las multas que conlleva ser pillado en una infracción pueden ser cuantiosas, con lo que lo mejor que podemos hacer es estar alerta e ir atentos a no cometer ninguna imprudencia. Si aún no has aprendido a distinguir los tipos de cinemómetros con los que contamos en España, saca papel y boli porque los repasamos uno a uno.

# Radares móviles

Popularmente, dividimos los radares en móviles y fijos. Los móviles, como su nombre indica, son aquellos que no tienen una posición fija y que más desprevenidos nos pueden pillar. Los más habituales son los vehículos que llevan la cámara instalada, y que suelen ubicarse en arcenes o detrás de carteles y arbustos. Los modelos pueden ser tanto monovolúmenes como berlinas, y los colores de los que suelen ir pintados son oscuros (gris, negro). Otros menos populares son los trípodes,  unos radares muy discretos que se colocan sobre un trípode y que detectan al coche en cuanto pasa por delante de ellos.

En la gama de radares móviles, también hay que mencionar las pistolas, unos cinemómetros que suelen estar sujetados por un agente y que proyectan un rayo láser en dirección a los vehículos. Gracias a ella detectan la velocidad a la que va de una manera tan discreta que ni nos enteraremos. El último es el más llamativo de todos ya que se trata de un helicóptero (conocido en nuestro país como Pegasus), que desde el aire controla las velocidades en carretera. Hay que ir con ojo porque en este caso detectan otras infracciones como no respetar la distancia de seguridad o ir hablando por el móvil a la vez que conducimos.

# Radares fijos

Por lo que se refiere a los radares fijos, aquellos que siempre están ubicados en el mismo punto y cuya presencia ya podemos sabernos de memoria, encontramos cinco tipos. Los de semáforo son los que se colocan en lo alto de los semáforos y fotografían a los coches cuando vienen de cara. Los de cabina, que son los que normalmente están en el arcén derecho de la calzada. Consisten en una caja grande de color blanco con una pequeña ranura para la cámara. Los de pórtico suelen controlar la velocidad de los coches que circulan únicamente por el carril izquierdo, y están en la parte de encima de los pórticos o de los paneles informativos. Los radares de poste son los menos habituales y se ubican al lado de la vía encima de un poste. Por último, los radares de tramo son los presentes en túneles. Se trata de dos radares interconectados y separados por una distancia que va de los 3 a los 6 km. Cuando superamos el segundo punto, calculan la velocidad media a la que circulamos.

# ¿Cómo funcionan?

Cada modelo y tipo de radar puede tener un funcionamiento distinto. Los que van con infrarrojos utilizan un sensor de fotones que mide la energía de la banda de infrarrojos emitida por la calzada. Por eso, cuando un coche pasa por esa zona, puede medir la velocidad a la que va gracias a la energía radiada por el calor que desprende. Los hay que funcionan con ultrasonido, es decir, que las ondas de sonido emitidas perpendicularmente sobre la vía son las que ayudan a saber a qué velocidad se circula. También encontramos radares que funcionan por lazo inductivo, otros por microondas, los que van con un captador magnético y los de visión artificial, que gestionan imágenes tomadas por una cámara de televisión.

Como decíamos al inicio, hay que ir pendiente y concentrado, y controlar las velocidades a las que circulamos. Eso sí, no dejes que estaciones meteorológicas, cámaras de seguridad, paneles avisadores, lectores de matrículas y otros dispositivos similares, te confundan y te hagan creer que son radares.

En Publipunto le ayudamos a conducir de forma segura y cómoda ofreciéndoles descuentos sobre artículos para la conducción y avisándole de las zonas donde están situados los radares cerca. Visítenos y conozca más sobre el avisador de radares Angel Driver F10 y el detector de radares F18. ¡Emprenda equipado su viaje!

También le puede interesar: