En plena época de vacaciones de verano os recordamos los puntos clave de tu coche que tenéis que revisar para evitar los riesgos de sufrir imprevistos durante vuestros desplazamientos.
Mantener el mantenimiento del vehículo al día es fundamental pero además hay ciertos puntos que conviene revisar antes de realizar un viaje. Con la llegada de las vacaciones de verano hacemos un repaso a los principales puntos que tenemos que revisar antes de ponernos al volante para reducir el riesgo de imprevistos, como son los neumáticos, frenos o amortiguadores entre otros.

# Neumáticos:
Para comprobar si el nivel de presión de los neumáticos es correcto puedes revisarlo en cualquier estación de servicio. Los límites recomendados para tu vehículo figuran en una pegatina colocada en el lateral de la puerta del conductor o en el interior de la tapa de combustible. Además no olvides comprobar el desgaste de los neumáticos con los indicadores de profundidad.

# Frenos:

Revisa que el nivel de líquidos de freno es el adecuado y además que las pastillas de freno y los discos se mantienen en un nivel adecuado. Normalmente, si oyes un ruido al frenar, deberás cambiar las pastillas.

# Aceite:

El nivel de aceite puede comprobarse mediante una varilla que está dentro de capó del vehículo, junto al motor. Hay que sacarla, limpiarla, volverla a introducir y asegurarnos que el valor no es demasiado bajo. Conviene hacerlo cuando el motor no está caliente y en un terreno llano.

# Líquido refrigerante: 

Revisa el manual para saber donde esta el depósito y comprueba que tiene suficiente cantidad. Hazlo sobre terreno llano y en frío.

# Limpia parabrisas:

Comprueba la elasticidad de la goma y fíjate si está o no resquebrajada. Comprueba también su buen funcionamiento y que no deje agua en la luna según arrastra.

# Sistema de climatización:

Para mantenerlo en buen estado conviene activarlo una vez por semana, no obstante si oyes un ruido extraño podría tener un problema de compresor, si desprende mal olor podría tener un problema de fuga… Un mal funcionamiento de este sistema puede derivar en una mayor fatiga del conductor.

# Dirección: 

Puedes comprobar que se encuentra en buen estado si no notas holguras en el volante o vibraciones al conducir. No es normal tampoco escuchar ruidos o una dureza anormal al realizar un giro.

# Sistema de inyección:

Tendrá un mal funcionamiento si detectas tirones al arrancar o en marcha o aumentos en el consumo de carburante fuera de lo normal.

# Sistema de alumbrado:

Comprueba que el estado de todos los intermitentes y alumbrado están en buen estado. Comprueba las luces de posición, cortas, largas… No olvides llevar recambios de las mismas.

# Batería: 

Para medir el nivel de carga de la batería necesitas un polímetro que te permita medir el voltaje, lo ideal es situarlo entre 12,5 y 13 voltios.

#Dispositivos de seguridad actualizados: 

Recuerda actualizar tu avisador de radares con la última base de datos disponible para recibir avisos de todos los radares que encuentre en su trayecto. Pulsa aquí para acceder. Podrás actualizar tu avisador de radares Angel Driver Galaxy, Angel Driver F10, detector de radares Angel Driver F18 y mucho más.

También te puede interesar: