Cada vez hemos cogido más conciencia de la importancia de cuidarse no sólo por fuera, sino también por dentro. En lo referente al cabello, son múltiples los productos de belleza que ayudan a que luzca más sano, brillante, fuerte o sin encrespamiento, pero ¿sabes cómo puedes mejorar la salud y vitalidad de tu pelo desde dentro de tu organismo? A continuación te damos algunas de los trucos en clave de alimentos para que tu melena sea la envidia de todos.

Hay componentes que son muy necesarios en nuestra alimentación diaria y que mejoran sin duda el aspecto del pelo. La hidratación no es sólo cosa de los sérums y las mascarillas sino que el agua que ingerimos tiene su efecto directo en el cabello. Beber dos litros de agua al día es un remedio perfecto para dar vitalidad al cabello apagado y con falta de nutrientes. Además, contribuiremos a tener un mejor aspecto de la piel y a evitar la retención de líquidos, así que el agua es una ayuda para todo.

Hay productos que podemos ingerir para dar fuerza al pelo y así evitar la caída. A no ser que se trate de un problema genético o de tintes hormonales, siempre podemos frenar la pérdida de cabello. Lo que comamos tiene una repercusión directa en la raíz de nuestro pelo y se puede conseguir que ésta esté bien alimentada por medio de lo que nosotros ingiramos.

Las vitaminas que pertenecen al Grupo B son muy eficaces en el fortalecimiento del pelo. Las podemos encontrar en la levadura de cerveza, por ejemplo, un producto que con dos cucharadas al día nos aportará la cantidad de vitaminas necesarias para nuestro cometido.  Otros productos que la contienen son la soja, que se puede comer en ensaladas o salteada con otras verduras, los cereales integrales y las semillas (sobre todo las de girasol), que podemos comer bien como aperitivo o esparcidas en una ensalada.

Otros productos más fáciles de combinar en nuestros platos y que también poseen vitaminas del grupo B son las patatas, el brócoli y las nueces. Éstas últimas no sólo son buenas para el crecimiento del pelo sino también para mantener una vida sana y para obtener energía. Eso sí, no te pases de un puñado al día o de lo contrario lo que harás será ganar unos kilos de más. ¿Te gusta el aguacate? Últimamente se ha puesto muy de moda de la mano de la cocina mexicana y el guacamole, pero este alimento con proteínas vegetales se puede comer en ensaladas, en bocadillos o con un chorrito de aceite y sal sobre unas tostas. ¡Es delicioso! En referencia al pelo, tanto el aguacate como el tomate y las legumbres contribuyen a la creación de queratina. Así que ya sabes, no te dejes el tomate en las ensaladas y no prescindas de las salsas, kétchup incluido, gazpachos y salmorejos. Y por lo que se refiere a las lentejas, garbanzos y judías, siempre puedes prepararlos en potaje o en un versión más ligera con ensaladas frías.

Otro de los componentes beneficiosos para nuestro pelo es uno muy recomendado a las embarazadas: el ácido fólico. Lo encontraremos en la quinoa, la escarola, los espárragos, las espinacas o la remolacha. Tampoco te olvides de dar la vitamina clave para muchos aspectos de nuestro cuerpo: la vitamina C. Naranjas en cantidades generosas ayudarán a formar colágeno, un elemento que da elasticidad al pelo para evitar que se quiebre.

Ahora en Publipuntoconseguirás puntos descuentos para canjear en futuras compras. ¡Infórmate en el Club Publipunto! Te esperan los mejores precios y ofertas en bellezahogarsaludmotorregalos

También te puede interesar: