“Más vale prevenir que curar”. El refranero popular es sabio y no está de más tenerlo presente en nuestro día a día, sobre todo ahora que ya ha legado el buen tiempo. En verano nos relajamos y dejamos de prestar atención a asuntos que, de otra manera, no nos pasarían desapercibidos.

El periodo estival es muy propicio para organizar barbacoas en casa de amigos, comidas familiares y cenas de grupo. Salir a pasar un buen rato entre compañeros o familia es algo que es costumbre en España y con una buena comida no puede faltar tampoco un buen vino. Tras el vino llegar los licores y si además hablamos de cena, lo más probable es que se acabe yendo a tomar unas copas.

El problema se presenta cuando hay que volver a casa, ¿qué hacemos con el coche? ¿Cómo saber si estamos en disposición de conducir o si, por el contrario, más vale que esperemos un rato a que nos baje la tasa de alcohol en sangre? Ahora, gracias a los alcoholímetros portátiles podemos medir con exactitud cuál es la presencia de alcohol en nuestro cuerpo y, a partir de los resultados, actuar de una u otra manera.

Los alcoholímetros de los que hablamos son una manera fiable de mantener nuestra seguridad al volante y de evitar ser sancionados en caso de realizar un control de alcoholemia. Estos dispositivos no son de grandes dimensiones y podemos llevaros cómodamente en nuestro vehículo porque apenas ocupan espacio.

Existen distintos modelos en función de las prestaciones que ofrezcan. Por ejemplo, los hay que incorporan pantalla LCD digital donde se ve reflejado, con gran precisión, el resultado de la concentración de alcohol respirado en el cuerpo humano. Gracias a su sensor semiconductor de alcohol podemos obtener una respuesta en tan solo 5 segundos. Además, incluye una advertencia sonora en caso de superar los límites establecidos.

Otro de los modelos de alcoholímetro portátil existentes es uno que puede conectarse con el Iphone, Ipad o Ipod, y que además no necesita boquilla para realizar la prueba. Es tan pequeño que lo podremos llevar siempre encima, y los resultados que ofrece no se ven influenciados ni por el tabaco ni por la cafeína o bebidas gaseosas.

Otra alternativa mucho más económica es la de los alcoholímetros tipo test que sirven para una única medición, destinados para el uso privado. Sin embargo, estos no sirven ni para medir la capacidad de conducir ni mucho menos para evaluar el contenido de alcohol en sangre. En cambio, el alcoholímetro digital Chispi’s Control nos dirá con exactitud el alcohol ingerido. Mediante un sensor de soplado por rejilla podremos comprobar nuestro grado de alcoholemia en unos segundos.

También los hay en formato llavero, muy manejables y portátiles con total comodidad. Todos estos modelos de alcoholímetro son herramientas para ayudarnos a saber si estamos en condiciones de conducir o no. Sin embargo, la mejor prevención que podemos hacer es la abstención, y si sabemos que tenemos que manejar el volante, lo mejor será dejar al alcohol de lado. ¡La seguridad es lo primero!

 

 

También te puede interesar:

Nuevo avisador de radares Angel Driver F10

¿Son los avisadores de radares legales? Si, te lo explicamos…

Pago de multas de tráfico

Reforma sobre la ley de tráfico

Manual para desactivar la detección de radares en el Angel Driver F18

La Guardia Civil paga un suplemento a los agentes que más multas interpongan

Aumento en las multas de tráfico

Conoce los tipos de radares que nos multan en carretera

Avisador de radares y detectores de radares, diferencias

Angel Driver: Avisadores de radares legales

Nuevo detector de radar Angel Driver F18