Incluso al mejor conductor se le pueden presentar situaciones peligrosas en las que si no reacciona de forma adecuada, las consecuencias pueden ser irreparables.

Ningún conductor está libre de peligros, porque en la mayorías de los casos se producen por situaciones ajenas a él, como la rotura de los frenos, la aparición de frente de otro vehículo, situaciones climáticas… ante estas situaciones, ¿cómo reaccionar?

Para muchos conductores no resulta fácil decidir con rapidez y eficacia lo que tienen que hacer en ese momento. Los segundos son decisivos y no se pueden parar a pensar en “lo que hay que hacer”, sino que hay que hacerlo a la misma velocidad que el peligro se ha presentado.

Siempre tenemos que conducir atentos y en alerta por lo que pueda pasar. También debemos saber cómo reaccionar adecuadamente en cada situación.

Las decisiones “preparadas” deben constituir la base fundamental de un conductor. Por ejemplo, ¿qué hacer si…?

# Los frenos fallan cuando vamos bajando una cuesta:

Presionar intermitentemente le pedal del freno de forma rápida y frecuente. También hay que accionar el freno de mano progresivamente, pero no de forma violenta. Cambiar a una marcha inferior para aprovechar la acción frenadora del motor. Como última opción, desvíese de la calzada hacia un lugar blando. Es preferible dañar el coche que dejarlo rodar sin frenos.

# Si circulando revienta una rueda:

Mantenga la calma, no frene con brusquedad. Sujete firmemente el volante con las dos manos y gire levemente para mantener la dirección del vehículo. Deje que el vehículo pierda velocidad y cuando vaya lento presione el freno poco a poco. Cuando le sea posible, apártese de la carretera para cambiar el neumático.

# Si su coche patina en una carretera con un pavimento mojado:

No toque el pedal de freno, ni levante el pie del acelerador. Gire inmediatamente el volante en el mismo sentido en el que se mueven las ruedas traseras al deslizarse (si las ruedas traseras giran hacia la derecha, gire también el volante hacia la derecha). Tan pronto como el vehículo comience a enderezarse, gire el volante en dirección opuesta para evitar de nuevo un patinazo en sentido contrario. Afloje ligeramente el acelerador, pero no lo retire bruscamente. Cuando haya corregido el patinazo y asegurado la tracción del vehículo, reduzca la velocidad frenando suavemente. Si en ese momento patinan las cuatro ruedas del vehículo, suelte el freno para permitir la rotación de las mismas y frene gradualmente para evitar el blocaje.

# Si en dirección contraria circula un vehículo:

Toque el claxon y encienda las luces. Si el conductor no reacciona a estas señales, gire hacia la derecha, aunque salga de la vía. Cualquier maniobra, aunque sea peligrosa es preferible a un choque frontal.

# Si su coche se incendia:

Apague automáticamente el motor del coche y apártese a un lado de la carretera frenando el coche. Actúe con calma y saque a todos los ocupantes del vehículo. Levante el capó, y con un extintor de incendios como Mac Fire sofoque las llamas. No eche nunca agua. Si las llamas se acercan al depósito de gasolina aléjese rápidamente del coche para evitar riesgos de explosión.

# Si durante la noche se ve obligado a detenerse:

Procure tener a mano un triángulo reflectante. Aparte su coche al margen de la carretera para repararlo o esperar auxilio.Coloque el triángulo a 30 o 40 metros detrás de su coche.

# Si un perro se cruza en la carretera:

No frene bruscamente con la intención de evitarlo. Toque la bocina.

# Si mientras intenta adelantar un vehículo viene un automóvil en sentido contrario:

Hágale señales con el intermitente o las luces para que no continúe con la maniobra. Si no reacciona puede hacer dos cosas: aumentar la velocidad o reducirla.

Disminuir la velocidad para que el vehículo  que está adelantando se coloque precipitadamente delante de usted o aumentar la velocidad, si no ha terminado de adelantarlo para dejar espacio detrás de su vehículo.

# Si entra muy rápido en una curva:

Pise el freno varias veces antes de entrar en la curva y cuando toma la curva, acelere ligeramente. Si el vehículo comienza a patinar, al mismo tiempo que mantiene el pie derecho en el acelerador pise ligeramente el freno con el pie izquierdo. Manténgase en su banda y durante la noche, reduzca la velocidad  para tener posibilidad a frenar dentro del espacio visible. Esto es muy importante porque los faros alumbran en línea recta.

Aumente su seguridad al volante con el avisador de radares más potente del mercado: Angel Driver. Descubre las últimas novedades del motor en la selección PublipuntoTe esperan los mejores precios y envíos gratis a partir de 100€. Forma parte del Club Publipunto y comienza a acumular puntos y ventajas.

También te puede interesar: