Como máquina que es, un coche es propenso a sufrir averías, por eso mantener el buen funcionamiento del coche es fundamental, ya que cualquier despiste puede causar un agujero importante en el bolsillo… y terminar con la vida del vehículo.

Todos queremos alargar al máximo la vida de nuestro coche y gastarnos lo mínimo evitando cambiar ciertas piezas, pasar sin reponer los líquidos del motor o por un despiste tonto…

Seguir leyendo