El número de fallecidos en carretera durante el 2016  acaba con 13 años continuados de descenso de víctimas. En concreto, han perdido la vida 1.160 personas durante el año pasado, lo que supone un 2.6% más que en 2015, cuando perdieron la vida 1.131 conductores. Este balance lo ha publicado la Dirección General de Tráfico como cada año, este mes de enero.

El factor que más contribuye a que haya accidentes mortales es la distracción, ya que en 1.374 casos los conductores han sufrido algún tipo de despiste al volante. Es decir, el 28% de los accidentes con víctimas mortales han sido provocados por algún descuido.

La segunda causa según ha explicado el director general de Tráfico, Gregorio Serrano, es la velocidad inadecuada, ya que en 841 casos (el 21%) este factor ha causado muertes en un accidente.

Otro factor que ha incrementado los accidentes son el consumo de alcohol y drogas.

Respecto a las carreteras, las vías secundarias son las carreteras con mayor siniestralidad en España. Los datos reflejan que tres de cada cuatro víctimas de tráfico mueren en este tipo de carreteras. También es significativo que del número total de muertos (1.160 personas), 147 no utilizaban el cinturón de seguridad.

Como consecuencia de estos resultados, el responsable de la DGT ha anunciado un plan urgente de medidas contra la siniestralidad para reducir el número de fallecidos, una iniciativa ordenada por el Ministerio del Interior, Juan Ignacio Zoido. Según Serrano, en el plazo de un mes conoceremos nuevas medidas concretas para reducir los fallecimientos.

Además, también por orden del Ministro, la DGT realizará una “profunda, amplia y extensa revisión de toda la estrategia de seguridad vial” que fue aprobada en 2011. Estas nuevas medidas se presentarán en el plazo aproximado de tres meses. Estas nuevas medidas tendrán en cuenta la revisión de los reglamentos de circulación, de vehículos y de conductores y la revisión del carné por puntos con el objetivo de aumentar la nuestra seguridad.

En relación a las sanciones, en principio, no sufrirán modificaciones, sin embargo propone, planes interministeriales con Fomento, Sanidad, Industria, Empleo y Educación, así como la puesta en marcha de acuerdos con las comunidades autónomas y con los municipios.

La nueva estrategia incidirá en los límites de velocidad y mejora de la educación de los conductores, especialmente entre los más jóvenes, los cuales suponen la primera causa de mortalidad. En concreto, los conductores entre los 15 y 24 años han sufrido un incremento de fallecidos en el último año. Según datos de la DGT los fallecidos en esta franja de edad se ha incrementado en 14 personas en el último año (114 en 2015 a 128 en 2016).

Entre la franja de edad de 45 a 54 años también se ha producido un incremento de fallecidos por accidentes de tráfico (de 187 en 2015 a 225 en 2016), para las edades de entre 55 y 64 años el incremento ha sido de 143 en 2015 a 153 en 2016 y para los conductores de más de 84 años, el incremento ha sido de 22 en 2015 a 35 en 2016.

Según los datos reflejados, la estrategia de seguridad vial necesita una revisión urgente para reducir la cifra de muertes en las carreteras españolas y centrarse en aspectos relevantes alejados del abuso recaudatorio. Evita las multas con Angel Driver, los avisadores de radares más potentes y fiables del mercado. Con bases de datos actualizadas mes a mes gratuitamente desde nuestra web. Hazte ya con tu Angel Driver F10, Angel Driver Galaxy y Angel Driver F18.

También te puede interesar: