En plena época de vacaciones de verano hay que revisar el estado del vehículo para evitar los riesgos de sufrir imprevistos durante los desplazamientos.

Mantener el mantenimiento del vehículo al día es fundamental pero además hay ciertos puntos que conviene revisar antes de realizar un viaje. Revisar tu vehículo antes de salir de viaje puede ahorrarte averías y accidentes. También la moto. Planifica tu recorrido con tiempo suficiente para evitar incidencias. Descansa, evita la fatiga y las distracciones. Ata correctamente a tus pasajeros, mascotas y a ti mismo.

Estos consejos te ayudarán a tener un viaje relajado, pero sobre todo, seguro.

1.- Antes de viajar lleve el coche al taller para revisar:

1.- Neumáticos:

Puedes hacerlo en cualquier estación de servicio. Los límites recomendados para tu vehículo figuran en una pegatina colocada en el lateral de la puerta del conductor o en el interior de la tapa de combustible. Además no olvides comprobar el desgaste de los neumáticos con los indicadores de profundidad.

2.- Frenos:

Revisa que el nivel de líquidos de freno es el adecuado y además que las pastillas de freno y los discos se mantienen en un nivel adecuado. Normalmente, si oyes un ruido al frenar, deberás cambiar las pastillas

3.- Amortiguadores:

Si al presionar sobre el capó del vehículo y aflojar la presión observamos que el vehículo oscila solo una vez significa que funcionan correctamente pero en el caso de que se produzca más de un rebote, los amortiguadores podrían estar desgastados y deben ser revisados por un mecánico.

4.- Niveles:

El nivel de aceite puede comprobarse mediante una varilla que está dentro de capó del vehículo, junto al motor. Hay que sacarla, limpiarla, volverla a introducir y asegurarnos que el valor no es demasiado bajo. Conviene hacerlo cuando el motor no está caliente y en un terreno llano.

5.- Batería:

Para medir el nivel de carga de la batería necesitas un polímetro que te permita medir el voltaje, lo ideal es situarlo entre 12,5 y 13 voltios.

6.- Aire acondicionado:

Si oyes un ruido extraño podría tener un problema de compresor, si desprende mal olor podría tener un problema de fuga… Un mal funcionamiento de este sistema puede derivar en una mayor fatiga del conductor.

Puesta-a-punto-vehiculo1-676x354

2.- En moto:

1.- Neumáticos:

Recuerda que la presión debe comprobarse sólo cuando los neumáticos están fríos (cuando se han recorrido menos de cuatro kilómetros). Si no sabes la presión correcta para tus neumáticos, consulta el manual del vehículo o a acude a un especialista. También comprueba la profundidad de los neumáticos y el desgaste 

2.- Cadena:

Cada cierto tiempo es necesario engrasar la cadena, y asegurarnos así de que la fricción entre los componentes de los eslabones que la componen, los dientes del piñón y la corona se reduce al mínimo. Es aconsejable no dejar pasar más de 1.000 kilómetros entre engrases, o incluso hacerlo con mayor frecuencia si hemos rodado bajo la lluvia, o por el contrario, en terreno muy seco y con tierra o arena.

3.- Batería:

Procura que tu moto no pase mucho tiempo parada. Para cargar una batería de moto solo tienes que comprar un cargador de baterías universal (uno de un coche vale) y conectar el positivo de la batería con el positivo del cargador e igual proceso con el negativo de ambos artículos

4.- Frenos:

Controlar el nivel de los líquidos mirando los depósitos

6.- Niveles:

Al tiempo que revisas tus neumáticos, comprueba el estado del anticongelante, de dirección, de frenos o incluso el aceite.

3.- Infórmate sobre la mejor ruta e, incluso, posibles alternativas o rutas con más kilómetros de autovía

Con antelación infórmate de la ruta que vas a realizar, consulta el tráfico y actualiza tu avisador de radares pulsando aquí.

 

4.- En automóvil siempre con cinturón. En moto, hay que llevar siempre casco y ropa adecuada, aunque haga calor. Olvídate de conducir con chanclas y pantalón corto.

El cinturón de seguridad salva la vida a miles de personas en accidentes de tráfico cada año. Utilizarlo reduce en un 80% el riesgo de muerte en caso de accidente y hasta un 90% en caso de colisión frontal. En el caso de las motos, el casco es el elemento de seguridad más importante. Elige el casco adecuado siguiendo nuestra guía de consejos pulsando aquí.

5.- Lleva el móvil cargado por si lo necesitas en una emergencia, pero no lo utilices mientras conduces.

Para asegurarte que dispones siempre de batería en tu móvil puedes conseguir algunos accesorios para tu coche que te permitirán cargarlo en cualquier momento: como conectores de mechero, cargadores de batería solar o baterías externas.

 

6.- Los niños siempre con un Sistema de Retención Infantil adecuado a su talla y a su peso, al menos hasta 1,35 metros de altura. Los más pequeños tienen que circular en sentido contrario a la marcha.

Como la tecnología y la sociedad están en constante evolución, la normativa sobre las sillas infantiles cambia para proporcionar más seguridad a los niños, por eso, si estás pensando en comprar una sillita para el coche a tu hijo revisa nuestra guía de consejos.

sillitas-infantiles-676x354

 

7- Si transportas mascotas, llévalas mejor en un transportín. Y si son grandes, además de en el maletero, separadas por una rejilla.

Si vas a viajar con tu mascota en el coche debes cuidar su confort y seguridad  con ciertas medidas de precaución para evitar accidentes.

8.- Durante el viaje para a descansar durante 200 kilómetros o 2 horas.

 

9.- Mantente hidratado bebiendo agua, zumos o refrescos. Nunca bebas alcohol si vas a conducir.

 

10.- Si vas a viajar al extranjero, infórmate de si tu permiso de conducir es válido (UE) o si tienes que obtener documentación adicional.

Tras éstos consejos, conduce más seguro y sin que te frían a multas con los avisadores de radarAngel Driver. Te avisará de todos los radares que hay en ciudad y carretera para que no te pillen de improviso. Descubre todos los radares en farolas, pórticos, multidireccionales, de tramo, semáforo y muchos más. ¡Evita que te metan la mano en el bolsillo!

También te puede interesar: