El dolor de espalda es un dolor muy habitual causado por realizar esfuerzos excesivos y adoptar malas posturas durante largas horas. Sin embargo, el 85% de los dolores de espalda se pueden evitar o al menos, reducirse durante las vacaciones.
Tras un estudio de seis meses de duración en la Clínica la Milagrosa de Madrid por el doctor especialista Manuel J. de la Torre Gutiérrez se demuestra que el 15% de las personas que padecen dolores de espalda sufren de alguna dolencia grave.


El resto de personas pueden contribuir a mejorar sus molestias mediante la realización de ciertas prácticas y hábitos como los que mencionamos a continuación:

 

#1 No levantes peso excesivo
Sobrecargar la parte lumbar con objetos pesados (como la compra), coger a un niño en brazos, … hará que tu espalda se resienta. Si es imprescindible coger peso, hazlo con una postura correcta.

 

#2 Mantén una postura correcta
Para aquellas personas que se pasan 8 horas sentadas en la oficina, la postura que deben adoptar frente al ordenador es de forma frontal en ángulo recto en los brazos mientras tecleamos y mantener siempre las piernas sin cruzarlas. En la oficina podemos ayudar a  mantener nuestra postura con un cojín lumbar, como Respaldín, ya que al ser viscoelástico se adapta a la curvatura de nuestra columna y al estar recubierto de lana, evita que sudemos o pasemos frío en esa zona.
En el caso que debamos coger un objeto pesado del suelo, debemos flexionar las rodillas y no doblar la espina dorsal.
Acostumbrarnos a mantener estas posturas correctas se puede adoptar mientras dormimos, estamos de pie o nos mantenemos sentados. Una postura inadecuada puede tensionar el sistema óseo y muscular.

 

#3 Hacer ejercicios de estiramientos
La gimnasia de tonificación, así como pilates, yoga o natación, son algunos de los deportes más recomendables para fortalecer nuestra espalda. Además, realizar ejercicios para fortalecer el abdomen te ayudarán a que tu espalda no soporte todo el peso de tu cuerpo. Pasear a paso ligero entre 30 y 50 minutos al día también te ayudará a fortalecer tu espalda.

 

#4 Dormir en un colchón “normalito” y una almohada que se adapte a nuestra estructura
Se deben de utilizar colchones de tipo medio. Hay quienes dicen que los colchones de látex quitan el dolor de espalda; solo es un mito. Debemos de huir de la rigidez así como de la excesiva blandura.

 

Las almohadas viscoelásticas nos ayudan a que los puntos de presión se relajen y nos ayudan a descansar mejor al tiempo que liberamos tensiones, independientemente de cuáles sean las características complementarias que ofrecen, tanto la almohada Celliant Pillow como la Carbono Pillow nos ayudarán a relajar nuestros músculos lumbares.

 

#5 Acudir al médico
Según informes médicos, el 3% de los casos de dolores lumbares se convierte en enfermedades que posteriormente derivan en lumbalgia. Los médicos recomiendan acudir al médico si pasado un mes persisten los dolores.

 

#6 Evitar fumar
Llevar una vida sana ayudará a aliviar tus dolores. Evitando fumar, además de mejorar tu aparato respiratorio, harás que tu espalda sufra mucho menos. El esfuerzo que se realiza al toser, afecta directamente a los discos lumbares.

 

#7 Bajar de peso
El sobrepeso durante una etapa prolongada puede provocar que los músculos y huesos de la espalda se tensionen y comience el dolor de espalda ya que aumenta la presión de la columna vertebrar y su espalda lumbar.

 

#8 Evita la ropa ajustada y los tacones
Los tacones también son perjudiciales para la salud, especialmente para nuestra espalda. Aparte del dolor que pueden ocasionar en nuestros pies, el eje de gravedad postural se desplaza hacia delante y los discos lumbares se fuerzan y pueden dañarse. Tampoco es recomendable ir con zapatos planos; un poco de plataforma nunca viene mal.
La ropa ajustada puede incitarnos a adoptar malas posturas, por eso es recomendable ropa elástica como los lejeans (leggins con diseño de jeans) o ropa más aireada.

 

#9 Dormir boca arriba o de lado

Cuando dormidos, pasamos entre 6 y 8 horas tumbados, sin que nuestra columna soporte el peso de nuestro cuerpo. Para que nuestra espalda no sufra y descanse lo necesario, lo mejor es dormir o boca arriba o de lado apoyando el hombro derecho sobre el colchón y adoptando una posición fetal. La mayoría de las personas duermen boca abajo, una postura incorrecta ya que hacemos que nuestra columna adopte una curvatura diferente y obliga al cuello a que esté girado hacia uno de los lados.

 

#10 Evita el estrés
Especialmente en los estudiantes, los dolores de espalda se acentúan en época de exámenes debido al estrés. Si eres uno de ellos, realiza respiraciones y estiramientos sencillos de cuello y espalda al menos dos veces al día.

También la exposición a corrientes electromagnéticas como ondas de móviles, wifis… son causantes del estrés y por eso, una almohada viscoelástica de carbono ayuda a alejarlas del entorno de descanso.

Ahora en Publipunto conseguirás puntos descuentos para canjear en futuras compras. ¡Infórmate en el Club Publipunto! Te esperan los mejores precios y ofertas en belleza, hogar,salud,motorregalos con gastos de envío gratis para pedidos superiores a 100€.

También te puede interesar: